Sí, para mejorar no solo nuestro estado emocional, sino hasta nuestra salud física. Eso es, al menos, lo que ha venido a resaltar ahora un estudio realizado por la Universidad de Granada, en colaboración con la compañía de circo contemporáneo Zen del Sur. El trabajo, que ha tenido en cuenta una representación de música y danza, sugiere que asistir con frecuencia a espectáculos artísticos de este tipo puede mejorar “notablemente” la salud de los pacientes, hasta el punto de “ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares y emocionales”.

Y es que esta forma de entretenimiento, “a diferencia de otras actividades como el ocio digital o las redes sociales”,  contribuye “al bienestar y la gestión emocional”, en opinión de Carlos López Aragón y Belén Rueda Villén, del departamento de Educación Física y Deportiva de la UGR, y autores de esta investigación.

Para llegar a esta conclusión realizaron un experimento con alumnos que asistieron como espectadores a varias representaciones de música y danza. En concreto, a los participantes se les registró mediante pulsómetros la frecuencia cardíaca durante el espectáculo, al tiempo que se les aplicaron una serie de cuestionarios para medir su estado de ánimo en el transcurso del mismo.

Al cotejar los datos, los autores encontraron una correlación entre el impacto emocional y fisiológico. “Nuestro trabajo ha confirmado que existe una correlación directa entre el impacto emocional y el fisiológico, es decir, entre lo que los espectadores afirmaban haber sentido de forma subjetiva al presenciar el espectáculo (independientemente de que éste les gustara o no) y lo que la medida objetiva de su frecuencia cardíaca nos indica”, explican López y Rueda.

Por ello, se han mostrado convencidos de que “es posible modificar el estado de ánimo del espectador mediante la danza y la música”,  y de que el contacto con este tipo de actividades artísticas “puede incidir de forma positiva sobre la salud”. Este es un recurso, agregan, “que la ciencia debe aprovechar para elaborar programas de intervención que ayuden a mejorar la calidad de vida de las personas”.

Pero escuchemos mejor a sus autores.

VÍDEO realizado por la Unidad de Cultura Científica (UCC) y la Oficina de Gestión de la Comunicación de la Universidad de Granada.